Guest post is very best for your website
Nueva derrota judicial de las hijas de Muñoz Ramonet por
Nueva derrota judicial de las hijas de Muñoz Ramonet por

Nueva derrota judicial de las hijas de Muñoz Ramonet por

Interior de la vivienda de Julio Muñoz Ramonet de la calle Muntaner, el primer día que se pudo visitar en 2013 tras la sentencia del Supremo.JOAN SÁNCHEZ (EL PAÍS)    https://mexico-times.mx

En el culebrón por la herencia que el industrial Julio Muñoz Ramonet legó a la ciudad de Barcelona en 1991 (el palacete de la calle Muntaner y la rica colección de obras de arte de su interior), la justicia no para de dar la razón al Ayuntamiento de esta ciudad frente a las cuatro hijas que tratan de impedir que se cumpla la voluntad de su padre. La última, esta semana cuando un juez de Barcelona ha dictado una sentencia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, por la que declara que la fundación municipal constituida en 1995 es legal, ateniéndose a las últimas voluntades del industrial y puede seguir reclamando las obras de arte que las hijas retienen desde el fallecimiento de su padre. Si hubiera dictaminado la ilegalidad echaría por tierra todo el trabajo realizado desde el Ayuntamiento y lo que se ha conseguido hasta ahora y los barceloneses se quedarían sin su herencia.

Las cuatro hijas de Julio Muñoz Ramonet y el abogado suizo Romano Kunz (albacea para los asuntos internacionales de Julio Muñoz Ramonet) reclamaron en 2016 que la Fundación Julio Muñoz Ramonet era ilegal porque se había hecho una mala traducción del alemán al castellano del último testamento de 1988 del industrial. Se alegaba que él quería constituir una fundación para la casa y las obras de arte que legaba bajo el “patrocinio” de la ciudad de Barcelona y no con el “patronato”, por lo que la fundación municipal no era legal y esta ciudad solo debía pagar o esponsorizar la fundación, pero no regirla.

En su demanda pedían el cese de los miembros del patronato de la Fundación Julio Muñoz y la nulidad, la cancelación de dicha fundación del registro de fundaciones de la Generalitat y la posterior inscripción de una nueva entidad: la Fundación Casa Julio Muñoz Ramonet de la que serían patronos las cuatro hijas: Carmen, Isabel, Maria Helena y Alejandra Muñoz Villalonga y uno de los nietos, Manuel Castelo Muñoz, además de un representante del área de cultura del Ayuntamiento y el regidor del distrito.